miércoles, 15 de junio de 2011

Bienvenidos al bajón

Cómo siempre, revolviendo cosas, para ver que tiro o que guardo y seguir llorando,
por lo que guardo o no guarde y tire, encontré esta de 1988.
Viene bien para estos días de re-ordenamiento espiritual.


Bienvenidos al bajón


Tengo la suerte de no ser nadie
que no es lo mismo que un Don Nadie.


Entren a mi vida de paradojas constantes
verán al ser depreciable y sin convicciones.


Al que vaga por un mundo
sin reconocer lugares
sin esperanza de ser reconocido
sin ser


Al mirar al espejo
no reconozco lo que veo
sólo hay un mundo de sueños irresolutos
sólo un montón de ilusiones indefinidas
y la resignción que produce 
el desencuentro constante


Dónde está ese ayer que tenía entre mis manos
aferrado fuertemente 
y convencido que sería un hoy constante?


Quizás, mis pasos erraron el camino
y en este laberinto de situaciones
no hallaron el sendero correcto


Porque siempre es el mismo final
la misma meta absurda
el mismo pozo de desasosiego que me inunda
y del cual, cada vez cuesta más salir.


Qué de mis calles, mi barrio
y no digo mis amigos, por que ellos,
ellos si se han ido


Es que no tengo más raices 
en esta tierra deprimida?


Continúa siendo la música
única receptora de mi alma
amiga sin chicanas.


Y el tortuoso momento del papel
único receptor de los lamentos
confesor leal sin cuestionamientos.


Ahora cansancio
después letargo
mañana tristeza
y
cuando llegue el momento
de tocar fondo
y no tenga deseos de vivir
saldrá esa puta fuerza interior
para revelarse a todo
y creer de nuevo.


Ciclos que le dicen


Que sin sentido 
gira la órbita de una vida
Que de fracasos
encierra un ser reprimido
Cuanta desesperanza
se encuentra en cada esquina


22.10.1988
Parque Centenario

No hay comentarios.:

Lo mas visitado

Visitas. Entre ellas esta la tuya: Gracias!

Para seguir por Email