martes, 14 de junio de 2011

Pensando en voz alta - Cuadernos para el Debate

Durante la gestión de Néstor Kirchner, a mi humilde entender, con el simple hecho de darle a nuestra Juventud un proyecto de vida serio y proponerles en forma constante un mensaje político claro y sin contradicciones, logro concientizarlos en el  "sí, se puede" y consiguió que se compenetren más con la realidad; logrando también, que nuevamente militen desde cada ámbito activamente, se identifiquen y luchen por sus ideales. Los puso en marcha. Les dio un sentido a las cosas. Les dio, fundamentalmente, esperanzas.
Ante su fallecimiento pensé que había sido un golpe muy fuerte y caerían en un abatimiento generalizado. Por suerte me equivoque y pude comprobarlo ahí mismo, durante su despedida. Nunca había visto tantos jóvenes en forma espontanea despidiendo a un político - Cuando fue lo del General no había tanta Juventud y lamentablemente, también me toco vivirlo - y podía percibirse en el aire un "No es una despedida, es un hasta siempre" y el cartel sobre las rejas de Casa Rosada en el que a mano alzada podía leerse "Cristina no estás sola los jóvenes estamos con vos" me sirvió para reafirmarlo. Sentí orgullo.
A más de un año, he notado como paulatinamente en el correr de estos tiempos se empieza a palpar un orgullo por ser Argentino. Y, no puedo negarlo, me llena de inmensa emoción. Y no es un falso nacionalismo o pura palabrería lo que vislumbro. Hay hechos, personales o no,  que así me lo demuestran. Por citar algunos: Me llena de orgullo ver a conocidos hablando por la tele de la restauración del Mural de Sequeiros o ex compañeros de la primaria siendo parte de la puesta en marcha del satélite argentino. Me emociona ver a los chicos, sobre todo de escuelas del interior, queriendo estudiar ingeniería aeronáutica " porque la Argentina nunca tendría que haber dejado de lado la Industria Aeronáutica que fue pionera en América Latina", cuando yo y a más de alguno le habrá sucedido lo mismo, ni puta idea tuvimos del Pulqui hasta ser ya bastante mayorcitos. O esos que quieren reflotar la industria automotriz nacional o los que están inmersos en la energía solar o los emprendimientos bio-sustentables. Hay un volver a sentir la cosa nuestra con vehemencia, con pasión. Y eso es bueno


No hay comentarios.:

Lo mas visitado

Visitas. Entre ellas esta la tuya: Gracias!

Para seguir por Email